Ir al contenido principal

Entradas

Destacado

entre las fotos y los textos, ahí estoy yo

El primer salto. Es lo mas difícil. ¿Por donde empezar? ¿Qué puedo decir que no se haya dicho? ¡¿Tengo permitido hablar?!
Se acerca la habilitación: si Mariana, podes hablar. ¿Qué vas a decir ahora? De todos esos discursos que enuncias en la bañadera. De todas esas reflexiones con las que a veces deslumbras a tus compañeras. ¿Hay algo ahí que realmente pueda ser dicho? Que terror decir cuando efectivamente hay un otro que recibirá el mensaje: en la soledad mis monólogos son siempre más interesantes.
Pero tengo que elegir un tema, tengo que dar ese salto. ¿Por qué? Porque ahí esta mi deseo. Y, a pesar de las patadas que me dé Tánatos, yo no soy lo suficientemente débil para rendirme. Y si hubo un sueño que me acompaña desde mi más temprana edad es que alguien por fin lea mis palabras.
Cuando comencé con el modelaje erótico, no tuve experiencias gratificantes. Primero me encontré con la impotencia, con la vergüenza y la imposibilidad de ser en la cámara quien realmente era en la cama…

Últimas entradas

incertidumbre

destilación sexual

Deshacer

invisible

Ymir

Entropía

Habitándome a mi misma

Una mujer desempleada en una Argentina con el dolar a 34

sobre un mal flash que tuve una vez

autobiography remade